Dislipidemia

AZYYO | LAMINA1

Cardio News

dislipidemia

El colesterol es una sustancia similar a la cera, la cual es necesaria en nuestro cuerpo para realizar muchas funciones; sin embargo, se debe mantener dentro de unos niveles seguros para evitar enfermedades.1,2

Existen dos tipos de grasas (lípidos) principales en nuestro cuerpo

El colesterol y los triglicéridos y, a su vez el colesterol presenta dos subclases, el LDL y el HDL.
El LDL es el “colesterol malo”, porque se acumula en nuestras arterias produciendo alteraciones1,3.
El HDL es el “colesterol bueno”, ya que nos ayuda a eliminar de nuestro cuerpo el “colesterol malo” protegiéndonos de diferentes enfermedades como las cardiovasculares1,3.
Los triglicéridos nos ayudan a almacenar energía en nuestro cuerpo1,3.
El colesterol lo obtenemos de diferentes alimentos, principalmente las grasas de origen animal y también es producido por el hígado1

¿Qué es la dislipidemia?

Es una enfermedad caracterizada por la elevación del colesterol total, el LDL y/o los triglicéridos por encima de los rangos normales. Se puede, o no, acompañar por la disminución del HDL2.

¿Cómo me puedo cuidar?

La principal medida de prevención, tratamiento y cuidado de esta enfermedad es una dieta balanceada con un consumo bajo (< 10% de la dieta diaria) de grasas saturadas y trans, es decir, de alimentos con leche entera, aceites de palma o coco, frituras y embutidos, entre otros1. Se debe enriquecer la dieta con frutas, vegetales, granos, carnes blancas, pescado, frutos secos (nueces, maní, almendras, etc.)1.

La actividad física es fundamental para el cuidado de esta enfermedad, ya que la inactividad promueve el descenso del HDL con un consecuente aumento del LDL; 30 minutos 5 días a la semana son suficientes para disminuir el colesterol1.
Para lograr un manejo integral y completo es necesario seguir estrictamente las recomendaciones delmédico y utilizar la medicación indicada; de esta forma, los resultados van a ser los esperados1.

¿Por qué es importante controlar la dislipidemia?

El aumento del colesterol y de los triglicéridos favorece la ateroesclerosis, es decir, la acumulación de grasas y formación de placas en las paredes de las arterias que aumentan el riesgo de sufrir infartos y accidentes cerebro vasculares (ACVs)1.

La dislipidemia se relaciona con la diabetes y la hipertensión arterial como factores de riesgo para sufrir de enfermedades cardiovasculares, formando un conjunto llamado síndrome metabólico4.

Recomendaciones prácticas

El colesterol alto no tiene síntomas, por lo que es importante realizar chequeos periódicos a través de un sencillo examen de sangre; puedes preguntarle a tu médico acerca de estos controles1.

Antes de tomar este examen debes estar en ayuno por lo menos 9 a 12 horas, para que los resultados sean confiables1.

Todos los adultos de 20 años o más deberían realizar este examen cada 4 a 6 años; según los resultados se determinarán los siguientes controles1.
Referencias: 1. American Heart Association. About cholesterol [internet]. Dallas, TX: American Heart Association. [Consultado el 17 de agosto de 2018]. Disponible en: https://www.heart.org/en/health-topics/cholesterol/about-cholesterol 2. Centers for Diseases Control and Prevention. Know the facts about high cholesterol. Atlanta, GA: CDC; 2018. 3. The Johns Hopkins Hospital. Dyslipidemia (high cholesterol). The Johns Hopkins Patient Guide to Diabetes [internet]. Baltimore, MD; The Johns Hopkins Hospital. [Consultado el 17 agosto de 2018]. Disponible en: http://hopkinsdiabetesinfo.org/dyslipidemia/ 4. American Heart Association. Metabolic syndrome [internet]. Dallas, TX: American Heart Association. [Consultado el 17 de agosto de 2018]. Disponible en: http://www.heart.org/en/health-topics/metabolic-syndrome
© MediScience Group Chile SpA, 2018